14 jun. 2014

Si jugamos limpio... siempre ganamos



Queridos amigos
Con gran alegría me dirijo a todos vosotros con ocasión de la apertura de la Copa del Mundo 2014, en Brasil.
Mi esperanza es que más allá de las fiestas del deporte, esta Copa del Mundo pueda convertirse en la fiesta de la solidaridad entre los pueblos.
El deporte es...un instrumento para comunicar valores que promuevan el bien de la persona humana y ayudan en la construcción de una sociedad más pacífica y fraterna.
... El deporte es escuela de paz.
Las tres lecciones de la práctica deportiva esenciales para la causa de la paz son: la necesidad de entrenarse, el “fair play” y el honor entre competidores.
El deporte nos enseña que para ganar hay que entrenar. El espíritu deportivo se convierte así en una imagen del sacrificio necesario para crecer en las virtudes que construyen el carácter en la persona. Hay que entrenar mucho.
El “fair play” del futbol tiene que enseñarnos. Para jugar como equipo hay que pensar en primer lugar en el bien del grupo, no de uno mismo.
La última lección del deporte, provechoso para la paz, es el honor de la vida entre los competidores. El secreto de la victoria en el campo, pero también en la vida esta en el saber respetar al compañero de equipo, pero también a mi adversario.


Papa Francisco

No hay comentarios:

Publicar un comentario